Zaraitzuko Batzordea | Ordenantzak (1976)
Ordenantzak (1976) PDF fitxategia Inprimatu E-posta

La tradición foral de Navarra se manifiesta tanto en la defensa responsable de su régimen jurídico peculiar como en la armónica integración de ordenamientos locales vigentes dentro de su territorio, y muy especialmente el de sus Valles pirenaicos, habida cuenta de que, como dice el Fuero Nuevo, en su ley 3, "la costumbre local tiene preferencia sobre la general, y, naturalmente, frente al Derecho escrito.

La personalidad histórica del Valle de Salazar se remonta a los primeros momentos de la Reconquista y ha perdurado, con las naturales vicisitudes que imponen el transcurso de los siglos y la misma vida del antiguo Reino de Navarra, hasta configurar hoy una entidad distinta de la de los nuevos municipios que presentan algunas de las Villas del Valle; personalidad que se concreta jurídicamente en la Junta General del Valle de Salazar, presidida por su Alcalde Mayor.

Ha servido esta personalidad multisecular: para conservar un patrimonio que, con la condición de “dominio concellar", constituye la riqueza de las familias del Valle,y debe mantenerse inaccesible a posibles asaltos de ese individualisrno económico que, en otros territorios de España, ha arruinado la propiedad común y verdaderamente social de los pueblos.

Acepta siempre esta personalidad histórico-jurídica y el peculiar régimen del Valle de Salazar, ha parecido conveniente actualizar hoy sus Ordenanzas, conjugarlas con el Fuero Nuevo de Navarra y ofrecerlas a la Excma. Diputación Foral para su homologación, a fin de eliminar toda posible confusión o duda acerca del cuál sea el régimen actualmente vigente en el Valle.

Con este fin, se han reunido 49 Ordenanzas, divididas en cuatro capítulos. Se trata en el primero de la estructura jurídica de la Universidad del Valle, de la personalidad y funciones de la Junta General, y de la aplicación de sus Ordenanzas. En el segundo, de las funciónes del Alcalde. Mayor y del personal que la Junta contrata, sin condición de funcionarios, para desempeñar las distintas actividades de la gestión de la Junta. En el tercero, de los aprovechamientos de pastos y forestales, así como de la distribución de rentas a favor de las familias del Valle.
En el último, del procedimiento de denuncias y recursos.

Concluye, en fin, el texto de las presentes Ordenanzas con tres disposiciones transitorias que eran necesarias para su aplicación.
Con esta labor de aclaración normativa, el Valle de Salazar quiere mostrar su adhesión inalterada a sus tradiciones, así como su firme voluntad de contribuir eficazmente a la esencial foralidad del derecho de Navarra.

CAPITULO I

DE LA UNIVERSIDAD DEL VALLE DE SALAZAR, SU JUNTA GENERAL Y SUS ORDENANZAS

Quiñones y villas
Ordenanza 1ª.- La Universidad del Valle de Salazar está constituida por las Villas que se integran en los siguientes tres Quiñones:
a) Quiñón de Ochagavia: La Villa de Ochagavia.
b) Quiñón Errartea: Las Villas de Jaurrieta, Ezcároz y Esparza.
c) Quiñón de Atabea: La Villa de Oronz, la Villa de Gallués, con las de lciz, Uscarrés e Izal, la viila de Güesa con la de Igal y la Villa de Ripalda, la Villa de Sarriés con la de Ibilcieta y la Villa de Izalzu.

Personalidad de la Junta
Ordenanza 2ª.- Personifica la Universidad del Valle de Salazar su Junta General.  Esta Junta,como reconoce la Ley 43 del Fuero Nuevo de Navarra, en su apartado segundo, es una corporación con personalidad jurídica propia, sin perjuicio de la de los Ayuntamientos o Concejos de las Villas; es también autónoma para actuar con sujeción a sus Ordenanzas conforme al régimen foral público y privado de Navarra.

Domicilio legal
Ordenanza 3ª.- La Junta tiene su dornicilio legar e inalterable en la Villa de Ezcaroz y celebrará sus sesiones, alojará su Secretaría, Tesorería y Archivo y colocará el Tablón de Anuncios en el lugar que la Junta determine.

Diputados de la Junta
Ordenanza 4ª.-La Junta está constituida por diez y ocho Diputados o Junteros, seis por cada uno de los tres Quiñones del Valle de salazar, con la siguiente razón por cada una de sus Villas: seis por Ochagavia, dos por cada una de las tres Villas del Quiñón de Errartea; dos por las Villas de Oronz e Izalzu; otros dos por la Villa de Gallués con las de Iciz, Uscarrés e Izal; y otros dos por las Villas de Güesa, con la de Igal y la Villa de Ripalda, Sarriés e Ibilcieta. La misma distribución se observará para la elección de los Diputados suplentes.

Condiciones para ser elegido
Ordenanza Sª.- Para ser elegido Diputado titular o suplente deberán reunirse las siguientes condiciones:
a) ser mayor de edad;
b) ser nativo del Valle o casado con nativa;
c) tener Casa en alguna de las Villas del Valle y residencia efectiva durante un mínimo de nueve meses al año;
d) no hallarse en deuda con la Junta;
e) no ser funcionario del Estado, Provincia o municipio, ni empleado de la Junta.
Se entenderá por nativo, a efectos de las presentes Ordenanzas, el nacido de un matrimonio con Casa en el Valle al tiempo de su nacimiento. Se entenderá por Casa la de hogar abierto.

Lista de elegibles
Ordenanza 6ª.-Con el fin de proceder a la elección de Diputados, el Secretario de la Junta facilitará a cada una de las Villas del Valle la relación actual de los vecinos que pueden ser elegidos. Las reclamaciones contra esta lista deberán ser atendidas y resueltas por la misma Junta.

Elección de Diputados
Ordenanza 7ª.-La elección de Diputados titulares y suplentes se hará por mayoría de votos de los que componen cada una de las Juntas de Veintena, Quincena y Oncena, con los representantes elegidos por los Concejos abiertos agrupados en las Villas del Quiñón de Atabea, y la Villa de Ripalda en la de Güesa.
Esta distribución se mantendrá aunque desaparezcan legalmente los Ayuntamientos, procediéndose a la elección por los votos de los Concejos correspondientes, conforme a la Ordenanza 4ª.

Duración de las funciones
Ordenanza 8ª.-Los Diputados estarán en funciones durante seis años. Cuando, por cualquier causa, cese un Diputado en sus funciones, le sustituirá plenamente su Suplente hasta la determinación de los seis años, y se procederá en su Villa a la eiección de un nuevo Suplente.
Renovación trienal
La Junta se renovará por mitad cada tres años.
Juramento
Ordenanza 9ª-Al tomar posesión, los Diputados deberán jurar personalmente ante la Junta que defenderán los intereses morales y materiales de la Universidad del Valle de Salazar, así como la integridad de su régimen jurídico privativo. El elegido Alcalde Mayor, al iniciar sus funciones como Presidente de la Junta , alzará solemnemente su vara en señal de confirmación de su anterior juramento.
Sesiones de la Junta
Ordenanza 10ª.-La Junta celebrará anualmente cuatro sesiones ordinarias o “de tabla” y precisamente en la última quincena de cada trimestre.
Deberá reunirse en sesión extraordinaria dentro de los quince días siguientes a la elección de nuevos Diputados Titulares o Siplentes con el fin de dar posesión a los elegidos, y resolver los asuntos de mayor urgencia.
El Alcalde Mayor podrá convocar también a sesión extraordinaria, bien de propia iniciativa, bien a petición de al menos cuatro Diputados, en cuyo caso deberá cursar la citación antes de los cinco días siguientes al de tal petición.

Citación a las sesiones
Ordenanza 11ª.-La citación a las sesiones de la Junta deberá ser siempre personal para cada Diputado, mediante papeleta en la que conste el orden del día, y con diez días de antelación como mínimo, salvo caso de urgencia justificable.

Quorum
Ordenanza 12ª.-Si a la primera convocatoria no se hubiera reunido la mayoría de los Diputados, los Diputados que sea se reunirán, sin necesidad de nueva convocatoria a la misma hora del tercer día hábil siguiente.

Presidencia
Ordenanza 13ª.-Presidirá las sesiones el Alcalde Mayor; en su defecto su Suplente como Diputado, y, en defecto de éste, el Diputado asistente de mayor edad del mismo Quiñón.

Cornpetencia
Ordenanza l4ª.-Corcesponde a la Junta el gobierno de la Universidad del Valle de Salazar en todo lo relativo a su régimen interno y a la conservación, defensa judicial de cualquier cla.se, administración, contratación y disposición de su patrimonio. Con ese fin, la Junta anunciárá las convocatorias para la contratación de su personal, y determinará los tiempos y condiciones para el aprovechamiento de productos y distribución de beneficios.

Dominio concellar
Ordenanza 15ª.-Aparte otros bienes de la propiedad ordinaria de la.Junta, el conjunto de fincas reseñadas en la Ordenanza 32ª, y otras similares que se puedan agregar en el futuro, se consideran como "dominio concellar” de la Junta, de acuerdo con lo expresamente dispuesto en la ley 391 del Fuero Nuevo de Navarra, y, como tal, será indivisible. Estas fincas serán también inalienables y, en consecuencia, no podrán quedar afectadas en garantía de las deudas de la Junta, aunque sí sus productos. De acuerdo con la ley 392 del Fuero Nuevo de Navarra, tampoco se podrán gravar con vecindades foranas.

Contratación de personal
Ordenanza 16ª-Corresponde a la Junta la contratación y nombramiento de su personal, conforme al Capítulo II de las presentes Ordenanzas, así como la designación de Comisiones que estime conveniente nombrar para fines especiales y con la duración que ella misma determine. El personal contratado por la Junta no tendrá la condición de funcionario.

Dietas
Ordenanza 17ª. – La Junta deberá deterrninar las dietas que se deban abonar a lcs Diputacdos y a los Censores por cada sesión a la que asistan, y el medio de locomoción que se les debe facilitar con ese fin, así como aprobar, previa justificación, los gastos de los delegados que comisione para alguna gestión determinada, y los de otros desplazamientos imprevistos.

Fresupuesto anual
Ordemanza 18ª.-La Junta deberá confeccionar el presupuesto anual de gastos e ingresos, que se someterá a la aprobación definitiva en la sesión ordinaria del mes de diciembre anterior al del ejercicio económico correspondiente. Procederá también a las autorizaciones de aprovechamientos y distribución de benfeficios conforme al Capítulo III de las presentes Ordenanzas.

Deliberacióra y votación
Ordenamza 19ª.- Las sesiones de la Junta serán a puerta cerrada, sin perjuicio de que el Alcalde Mayor pueda autorizar expresamente la presencia de determinadas personas.
Tras la oportuna deliberación, moderada por el Alcalde Mayor, los acuerdos se tomarán por mayoría ordinariamente simple de votos. En caso de empate, será dlecisivo el voto del Presidente.
Se precisará una mayoría de catorce votos para los acuerdos concernientes a:
a) enajenación de bienes que exceda de la venta ordinaria de los productos del patrimonio de la Junta;
b) empréstitos de cualquier cuantía;
c) planes de obras y construcción de carreteras y caminos;
d) contratos de explotación con empresas;
e) concesión de parcelas para usos especiales;
f) destitución del personal;
g) modificación de las Ordenanzas;
h) establecimiento de Reglamentos internos;
i) convocatoria de refrendos populares en el Valle.

Actas
Ordenanza 20ª.- En el acta que de cada sesión extienda el Secretario deberán figurar los nombres y apellidos de todos los asistentes, el resultado de las votaciones, los acuerdos adoptados, así como las firmas de los asistentes.
Una vez aprobada por la Junta, el acta se transcribirá en el Libro de Actas, cuyos folios deberán llevar el Sello de la Junta y la rúbrica del Alcalde Mayor, el cual, en unión del Secretario, extenderá diiigencia fechada en el primer folio del Libro para hacer constar el número de folios que éste contiene.

Copias de actas
Ordenanza 21ª.-Dentro de los quince días siguientes a la aprobación del acta, el Secretario remitirá copia certificada de la misma a los Dipuados a los Censores y a los Presidentes de las Villas.

Ordenanzas
Ordenanza 22ª.-Las Ordenanzas del Valle de Salazar constituyen el fuero local para el gobierno de la Junta.
Para la recta observancia deberán ser razonablemente integradas con las Costumbres antiguas del Valle de Salazar.
A falta de costumbre o norma escrita aplicable, será tenida en cuenta lapráctica reiterada de la Junta probada por sus propias actas.
Para la futura modificación de las Ordenanzas se precisará el consenso de al menos catorce Diputados y el refrendo de dos tercios de los vecinos del Valle mayores de edad, sin cuyo requisito no se podrá presentar ningún nuevo texto para su homologación por la Excma. Diputación Foral.

CAPÍTULO II

DEL ALCALDE MAYOR, LOS CENSORES, EL SECRETARIO, EL DEPOSITARIO Y LOS EMPLEADOS DE LA JUNTA GENERAL DEL VALLE DE SALAZAR

Elección de Alcalde Mayor
Ordenanza 23ª.-Será Alcalde Mayor aquel Diputado que sea elegido por la Junta, según el orden tradicional de tres Quiñones, es decir, Ochagavía, Errartea y Atabea. En caso de empate de votos, se repetirá seguidamente la votación y, si perdurase el empate, se decidirá por sorteo entre los empatados.

Competencia del Alcalde Mayor
Ordenanza 24ª.-Corresponde al Alcalde Mayor, además de convocar y presidir las sesiones de la Junta, llevar la gestión general de los intereses del Valle y, en especial:
a) intervenir en todos los contratos y negocios de la Junta;
b) autorizar y ejecutar los acuerdos de la Junta, otorgando, cuando proceda, los poderes de representación;
c) actuar como Ordenador de pagos expidiendo los libramientos a cargo del Depositario;
d) dirigir y vigilar la labor del personal de la Junta;
e) presidir los remates y subastas que se celebren;
f) imponer y hacer cumplir las sanciones que procedan, según las Ordenanzas y Costumbres;
g) autarizar las copias y certificaciones expedidas por el Secretario, y diligenciar con él los Libros de Actas conforme a lo dispuesto en la Ordenanza 20;
h) reconcer personalmente o por delegación, los mojones de frontera.

Rendición de cuentas
Ordenanza 25ª.-En funciones de Ordenador de pagos, el Acalde Mayor debe justificar ante la Junta las cuentas de cada ejercicio económico, que deberá rendir, precisamente dentro de los dos primeros meses del año siguiente, al previo inforrne del Consejo Censor, para que, si éste las halla conformes, la Junta proceda a la aprobación de las mismas en la primera sesión ordinaria anual.

Elección de Censores
Ordenanza 26ª.-Por cada Quiñón, las Juntas de Veintena, Quincena y Oncena y los Concejos Abiertos elegirán dos vocales para constituir un Consejo de seis Censores.
Podrán ser elegidos Censores los mismos que pueden ser elegidos Diputados según la Ordenanza 5ª, pero ambas funciones serán incompatibles.
Las funciones de Censor tendrán una duración de seis años y la renovación se hará por mitad cada trienio.

Presidencia del Consejo Censor
Ordenanza 27ª.-Al empezar cada año, o cuando se produzca esa vacante, los censores elegirán un Presiciente del Consejo Censor, encargado de convocar y presidir sus sesiones.  Asistirán a éstas el Depositario, y también el Se-cretario de la Junta, que actuará en funciones de Secretario del Consejo Censor.

Secretario y Depositario de la Junta
Ordenanza 28ª.-La Junta General previo concurso y arreglo con las condiciones del anuncio, contratará los servicios de un Depositario o Bolsero y de un Letrado en funciones de Secretario de la Junta, a los que asignará unas remuneraciones previamente determinadas, y anunciadas en las respectivas convocatorias. Uno y otro deberán cumplir en la Sala del Valle el horario de trabajo que se les haya señalado en las mismas convocatorias, y no podrán ausentarse del Valle sin permiso del Alcalde Mayor.
Las funciones de Secretario o de Depositario son incompatibles entre sí y con las similares en la Administración del Estado. Provincia o Municipio.

Funciones del Secretario
Ordenanza 29ª.- Corresponde al Secretario de la Junta:
a) asistir con voz, pero sin voto, a todas las sesiones de la Junta y del Consejo Censor, y extender las actas de las mismas; en su defecto, el Alcalde Mayor podrá designar libremente quien le sustituya en las sesiones;
b) asesorar cuidadosamente, y advertir si es necesario, a los Diputados y Censores sobre la legalidad de sus actuaciones oficiales;
c) expedir gratuitamente las certificaciones de las actas a que se refiere la Ordenanza 21ª, así como las que ordene el Alcalde Mayor, con los derechos éstas que para las similares señale el Reglarnento de Administración Municipal de Navarra.
d) actuar como Interventor de fondos;
e) custodiar la documentación de la Junta y del Consejo Censor.

Funciones del Depositario
Ordenanza 30ª.-Corcesponde al Depositario o Bolsero:
a) constituir, antes de tomar posesión, una garantía en la forma y cuantía que se haya anunciado en la convocatoria de su concurso, sin perjuicio de que deba ser aumentada cuando así lo acuerde la Junta en consideración al movimiento de Caja y demás circunstancias;
b) ingresar sin demora los cobros realizados, y precisamente en la cuenta corriente que la Junta haya señalado, sin retener en ningún momento cantidades que superen la de su garantia;
c) denunciar al Alcalde Mayor o a la Junta la retención de fondos de ésta por parte de cualquier persona;
d) realizar los pagos mediante talón librado con su propia firma, la del Alcalde Mayor como ordenador de pagos y la del Secretario como Interventor de fondos;
e) llevar un Libro de Caja, debidamente diligenciado por el Secretario, como Interventor de fondos, en el momento del arqueo mensual o extraordinario;
f) rendir cuentas cuando el Alcalde Mayor se lo pida, y, en, todo caso, en el mes de enero de cada año, a fin de que el Alcalde Mayor pueda cumplir lo preceptuado en la Ordenanza 25ª.

Personal subalterno
Orclenanza 31ª-La Junta podrá contratar los servicios del personal subalterno que estime necesario como Guardas, Alguaciles y otros empleados, previa convocatoria de concurso, cuando lo crea conveniente,  en cuyo anuncio se señalen las condiciones, deberes y derechos de los empleados.
Los Guardas serán jurados y tendrán a su cargo la vigilancia de las fincas de la Junta y cuidarán de la observancia de las Ordenanzas y Costumbres en los aprovechamientos forestales y de pastos.

CAPÍTULO III

DE LAS FINCAS DEL VALLE Y SUS APROVECHAMIENTOS

Fincas de la Junta
Ordenanza 32ª-Pertenecen a la Junta General, como dominio concellar, las siguientes fincas:
a) “Irati” de 6.520 hectáreas, que linda: al Norte, con la frontera de Francia; al Este, con la finca "Picatúa", propia también de la Junta; al Sur. con la finca "Abodi”, también de la Junta; y al Oeste, con el Monte de Zabaleta, llamado "De la Cuestiónn, y con el Valle de Aézcoa.
b) “Abodi", de 1.21,0 hectáreas, que linda: al Norte, con la finca “Irati” ya reseñada; al Este, con las heredades de Vicente Eseverri y Pedro Antonio Landa y con la mencionada finca "Picatúa"; al Sur, con las heredades de Francisco Roldán, Peña de Arrobequia, Francisco Landa, Clemente Ochoa, Juan Ignacio Cruchaga, Pedro Antonio Landa, Francisco Azcoiti, Pedro María Miqueleiz, Juan Ramón de Carlos, Francisco Adot, Gabriel Eseverri, Juan Miguel Moso, Benito Sirón y Pedro Juan de Andrés; y por el Oeste, con el Valle de Aézcoa.
c) “Picatúa" y "Andrilla", de 1.610 hectáreas, que lindan: al Norte, con Francia; al Este, con el Valle del Roncal; al Sur, con las heredades de Juan Bautista Ochoa, Fernando Bezunartea, Vicente Tanco, Francisco Loperena, Emilio de Andrés y Juan Ramón Inchusta; y al Oeste, con “lrati”, ya reseñada.
d) "Remendia”, de 1.424 hectáreas, que linda: al Norte, con el término municipal de la Villa de Jaurrieta; al Este, con los de Esparza e Ibilcieta; al Sur, con los de Ayechu, Jacoiste elzal; y al Oeste, con los de Abaurrea Alta y Ayechu.
e) "Campo de Zenocerislucea”, en la jurisdicción de Güesa, con 3.696 metros cuadrados, que linda: al Norte, con Peña; al Este y Sur con la heredad de Galán y la de Domingo Layana; y al Oeste, con Torres de Sarriés, hov carretera, y la heredad de Francisco Sanz.

Enclaves
Ordenanza33ª.-Anualmente,una comisión constituida por el Alcalde Mayor y dos Diputados más elegidos por la Junta, asistidos por el Secretario, procederá a la revisión de los mojones que delimitan las fincas particulares enclavadas dentro de tas fincas de la Junta.  De dichos enclaves se tendrá un rolde detallado.
El derecho de retracto de la Junta sobre estas fincas enclavadas se regirán por la normativa general contenida en el Fuero Nuevo de Navarra y en sus normas supletorias con el alcance, contenido y variedades en ellas previstos.

Tutela por la Junta
Ordenanza34”.-  La Junta velará celosamente por la defensa de sus, fincas, impidiendo toda intromisión en ellas, a la vez que procurárá el mejor aprovechamiento de las mismas mediante la confección y regular actualización de un Plan de Ordenación de Montes, de acuerdo con lo  establecido por la Excma. Diputación Foral. Dispondrá asimismo todo to concerniente a señalamiento de cañadas y vías de pastores, enfermerías de ganado, borreguiles o reservas de ganado determinado, construcción de refugios y abrevaderos ydlemás mejoras de sus fincas.

Aprovechamiento de Pastos
Ordenanza35ª.- Pueden aprovechar el pasto de las fincas de la Junta todos los ganáderos vecinos del Valle que tengan sus ganados registrados en alguna de las. Villas. Con ese fin, los beneficiários deben presentar previamente al Secretario de la Junta una declaración del número y clase de  ganado que desean introducir en los pastos del Valle. El Secretario, una vez comprobada dicha inscripción y que el propietario no se halla en deuda con la Junta, expedirá por duplicado, a nombre del ganadero peticionario, la correspondiente autorización, una de cuyas copias se custodiará en el Archivo, y la otra se entregará al interesado para que pueda ser presentada a los Guardas en todo momento que éstos lo requieran.

Fechas de los pastos
Ordenamza 36ª.- El ganado podrá entrar y deberá salir de los pastos de la Junta en las fechas que ésta haya señalado. En ningún caso podrá entrar el ganado mayor antes del diez de junio, y para el ganado menor se establecen dos períodos: 1º, del quince de abril al siete de julio, y 2º, de ahí en adelante.

Cuotas
Ordenanza 37ª-La Junta acordará y anunciará anualmente en cada una de las Villas del Valle las cuotas que deban ser abonadas para el aprovechamiento de los pastos, en proporción al número de cabezas de ganado. Quedan exentas de la cuota las del ganado menor hasta la edad del ganado introducido en los pastos se estará a lo declarado por los Guardas en tanto la Junta no tenga causa justificada para resolver otra cosa.

Pastores
Ordenanza 38ª-Cuando la Junta crea conveniente contratar Pastores para cuidar del ganado introducido, cargará la remuneración de los mismos a los ganaderos que utilicen los pastos, en proporción a la cantidad de ganado introducido y duración del aprovechamiento. Los ganaderos podrán contratar libremente otros pastores para la custodia de su propio ganado.

Infracciones
Ordenanza 39ª-Todas las infracciones en el aprovechamiento de los pastos serán sancionadas por el Alcalde Mayor conforme al Reglamento de Administración Municipal de Navarra.
El fraude de introducir ganado ajeno simulando que es propio se sancionará con doble penalidad y la pérdida de todo derecho a todos los aprovechamientos de pastos y beneficios distribuidos por la Junta hasta que ésta acuerde expresamente levantar la sanción, no pudiendo ésta imponerse por más de cinco años.

Aprovechamientos forestales
Ordenanza 40ª.- -Para la regulación de los aprovechamientos forestales la Junta mantendrá su propio régimen, dentro de lo que permita la Ordenación de Montes de la Excma. Diputación Foral.
Cuando quede hecha la entrega de cada lote de madera vendida y la Excma. Diputación Foral haya terminado el reconocimiento, la Junta señalará los lotes de despojos para los vecinos que lo soliciten con destino al consumo de leña en su Casa.
Asimismo resolverá la Junta las solicitudes de petición de maderas de abeto para construcción y reparación de bordas y viviendas, rnediante abono del precio que la madera haya alcanzado en la última subasta.
La madera concedida no podrá ser retirada de la zona de explotación sin la previa comprobación de la Junta.

Materiales de construcción
Ordenanza 41ª.- La Junta dará traslado a la Excma. Diputación Foral de las solicitudes de materiales necesarios para la construcción de chabolas y refugios, con el fin de que el personal de la Dirección de Montes de aquélla proceda a la  marcación de los árboles, mediante el abono del precio que la Junta determine de acuerdo con aquella Dirección, a cargo del solicitante.

Fondo de reserva
Ordenanza42ª.- La Junta,en cada ejercicio económico, podrá destinar a fondo de reserva un siete por ciento de todos sus ingresos líquidos, con el fin de atender a gastos imprevistos que puedan producirse.

Distribución de beneficios
Ordenanza 43ª.--Una vez cubiertos los gastos ordinarios y extraordinarios y deducido el fondo de reserva, el resto de los frutos y rentas percibidas por la Junta se distribuirá entre los vecinos beneficiarios en la siguiente proporción:
a) Un trece por ciento para repartir entre las Villas del Valle en proporción al número de sus habitantes.
b) Un cincuenta y dos por ciento para las Casas, por igual;
c) Un treinta y cinco por ciento para las Casas en proporción al número de beneficiarios que las integren.

Rolde de beneficiarios
Ordenanza 44ª.- Para proceder a la distribución de beneficios a que se refiere la Ordenanza anterior, la Junta confeccionará anualmente un rolde de beneficiarios, agrupados por Villas y Casas, que se expondrá en todas las Villas para que, en el plazo de quince días, puedan presentarse las reclamaciones de los vecinos. Una vez que sean resueltas éstas por la Junta, se formalizará una nómina para el correspondiente abono de beneficios por parte del Alcalde Mayor, el Secretario y el Depositario, mediante transferencias a las cuentas corrientes que cada Villa haya señalado. Todo vecino que cause alta o baja deberá comunicarlo a la Junta.

Beneficiarios
Ordenanza 45ª.- Tienen derecho a estos beneficios los vecinos con Casa con hogar abierto en el Valle, sea como cabezas de familia, sea como miembros de ella, y con residencia, en el mismo, al menos, durante nueve meses a! año.
Pueden solicitar también ser admitidos como beneficiarios, las siguientes personas:
a) Los vecinos solteros y nativos del Valle que no vivan integrados en una familia.
b) El personal contratado por la Junta que no sea nativo del Valle, y otros foraneos que tengan Casa en él y residencia mínima de quince años.
c) Los nativos del Valle que hubieren perdido su derecho por ausencia.
En todos estos casos, el solicitante deberá haber residido en el Valle durante un mínimo de nueve meses durante el año anterior, salvo causa que la Junta estime justificada.
Estas solicitudes y cualquier otra no prevista que pudiera presentarse, serán resueltas por la Junta, en atención a las circunstancias que concurran. Todos los que se ausenten, a partir los veinticinco años, pierden los derechos, a no ser estén enfermos, o por causa justificada.

Suspensión por mora
Ordenanza 46ª.- Los derechos a cualquier aprovechamiento o distribución de beneficios guedarán en suspenso en caso de mora por parte de un beneficiario deudor de la Junta General, pero ésta podrá proceder por sí rnisma a la compensación directa de aquella deuda más los intereses que estime justos.

CAPÍTULO IV

DE LAS DENUNCIAS Y RECURSOS

Denunclas de infracciones
Ordenanza 47ª.- Cualquier vecino del Valle y en especial los guardas de la Junta deberán denunciar al Secretario de la misma las infracciones de Ordenarrzas y Costumbres que se cometan. Oídos los denunciados, el Alcalde Mayor señalará la sanción que estime justa.
Recurso de alzada
Ordenanza 48ª.- Contra las sanciones impuestas por el Alcalde Mayor podrá recurrirse ante la Junta, dentro del plazo de los quince días siguientes al de la notificación. La Junta deberá resolver el recurso en la primera sesión ordinaria o extraordinaria que celebre.
Recurso de reposlclón y alzada ante la Diputación
Ordenanza 49ª.-Contra los acuerdos o resoluciones de la Junta cabrá recurso de reposición ante la misma dentro del mes siguiente al día de la publicación o notificación. La Junta deberá resolver este recurso en la primera sesión ordinaria o extraordinaria que celebre, y en todo caso, en el plazo de un mes contado a partir del día slguiente al de la entrada del mencionado recurso en el Registro.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS
I.-A los efectos de la renovación trienal de Diputados prevista en la Ordenanza 8ª, al cumplirse los seis años de la elección de los actuales Diputados, quedarán éstos de propio derecho prorrogados por otros tres años, menos los siguientes Diputados que cesarán: los tres de mayor edad del Quiñón de Ochagavía, el de mayor edad de cada una de las tres Villas del Quiñón de Errartea, el de mayor edad de los de Iciz, Uscarrés, Gallués, Izal, y al que toque por sorteo de los dos de Oronz e lzalzu, y otro, también por sorteo, de los dos de Ibilcieta, Sarriés, Igal, Güesa y la Villa de Ripalda.
II.-A los efectos de la renovación trienal de los Censores prevista en la Ordenanza 26ª, al cumplirse los seis años de los primeros Censores elegidos, quedarán prorrogados de propio derecho los más jóvenes de cada Quiñón.
III.-Las presentes Ordenanzas entrarán en vigor desdeque sean homologadas por la Excma. Diputación Foral.
Se tendrán por homologadas desde que conste la aceptación por aquélla. Al quedar homologadas la Junta General procederá a la publicación de las “Nuevas Ordenanzas del Valle de Salazar”. Las posibles reclamaciones de alguna Villa del Valle contra el texto publicado de las Nuevas Ordenanzas deberá tramitarse como propuesta de modificación conforme a lo previsto en la Ordenanza 22ª.

APROBACIÓN Y HOMOLOGACION DE LAS ORDENANZAS
Estas “Nueves Ordenanzas, del Valle de Salazar" fueron aprobadas, por unanimidad, el 12 de mayo de 1975, por la siguiente Junta del Valle:
Alcalde Mayor: D. Abundio Ruiz Vicente.
Diputados: Fulgencio Eder, Ramón Echeverría, Benito de Carlos, José Luis Echeverría, Javier Eseverri, Avelino Carvallo, Fidel Alzueta, Juan Isidro Sámper, Javier Ilincheta, Agustín Lus, Félix Semberoiz, José Tainta, Agustín Sámper, Juan lroz, Félix Barberena, Antonio Sarriés, Salvador Larrambe y Secretario D. José Fernando Macicior Jadraque.
El 2 de abril de 1976 fueron homologadas por la Excelentísima Díputación Foral, siendo Vicepresidente tle la misma el Excelentísimo Sr. D. Amadeo Marco Ilincheta, al que el Valle honró con los títulos de "Hijo Adoptivo", "Cápitán a Guerra, y "Alcalde Mayor”, “Presidente Honorario, de la Junta del mísmo el 26 de septiembre de 1950; siendo Diputados representantes de las Villas.
Alcalde Mayor: D. Abundio Ruiz Vicente.
Díputados: Ramón Echeverría, Benito de Carlos, Avelino Carvallo, Fidel Alzueta, Juan Isidro Sámper, José Tainta, Agustín Sámper, Javier llincheta, Agustín Lus, Jesús Ibáñez, Félix Semberoiz, Salvador Larrambe, Antonio Sarriés, Juan lroz, Ricardo Arrese y Secretario, D. José Fernando Macicior Jadraque.